Inicio Emprendimiento Cómo una empresaria australiana convirtió poco más de US$250 en un negocio que factura casi US$4 millones