Inicio Capacitación Emprendedores peruanos: ¿qué sigue después de la alfabetización digital?

Emprendedores peruanos: ¿qué sigue después de la alfabetización digital?

por emprende2021

Especialista en emprendimientos Carlos Letts vislumbra el futuro de la tecnología inmersiva y cómo podría ser utilizada en el país.

Sony preparó una semana de grandes anuncios para su dispositivo de realidad virtual. Se espera que esta tecnología se masifique en los próximos años.

La pandemia ha sido un acelerador del desarrollo de nuevas tecnologías a nivel mundial. En muchos casos, las tecnologías inmersivas (como realidad mixta, aumentada y virtual) van ganando terreno. Esto se produce especialmente en sectores como educación, retail y entretenimiento.

Se estima que al 2023 estas nuevas tecnologías moverán a nivel mundial US$ 32 mil millones de inversión, según proyecciones del International Data Group, uno de los principales proveedores mundiales de información tecnológica.

Para Carlos Letts, director de la Carrera de Administración y Gerencia del Emprendimiento de la UPC, este proceso de transformación digital se viene dando de manera muy forzada con el teletrabajo y teleeducación. “Hay una suerte de nueva vigencia de estas tecnologías, cómo se incorporan en la educación y también en medicina, retail, inmobiliario”.

Añadió que todos estos procesos robóticos, teledirigidos y automatizados abonan a un escenario que se enriquece, redondea, y que es bidireccional.

¿Cómo se dará este cambio en Perú? “El peruano tiene un espíritu emprendedor y destaca por esa característica. Así lo han determinado estudios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Y el escenario de pandemia nos ha forzado a la alfabetización digital en muchos aspectos”, sostuvo Letts.

Algunos optaron por priorizar cursos electrónicos online, otros apostaron por adquirir nuevo software, y otros prefirieron la contribución de contenido online. Para el director académico, esto demuestra que el emprendedor es, además, un generador de contenido.

Y con las herramientas necesarias, en un futuro ese emprendedor podrá contribuir a digitalizar sus productos y usar la realidad aumentada para una representación volumétrica de sus productos. Por ejemplo, un modelo de unas zapatillas o una papa canchán, sobre todo pensando en los mercados extranjeros.

Yendo más allá, este diseño específico de zapatillas se podría mostrar en una tienda virtual, y eventualmente se podría desarrollar una tecnología táctil para sentir la textura del producto. Adicionalmente, este objeto modelado se podría exportar a una librería y el usuario podría terminar imprimiendo el producto en una impresora 3D, refirió Letts.

“Las aplicaciones ya se están desarrollando, la idea es seguir ensayando y prototipando y crear un escenario favorable para desarrollarla. Los peruanos tienen una mentalidad muy ligada al tema digital y de emprendimiento. Hay que estar preparados para que el futuro y las nuevas tecnologías no nos agarren con la guardia baja”, argumentó.

Educación y tecnología

En la línea de cómo viene influyendo la tecnología en distintas áreas, Lori Landay, profesora de Cultura Visual + Nuevos Medios en Berklee College of Music contó su experiencia de cómo se viene desarrollando la digitalización en la educación.

Señaló que en una escuela como Berklee, con bailarines y actores de teatro, los estudiantes solían estar actuando, creando y ensayando uno al lado del otro. Ahora la tecnología ha reemplazado estos espacios físicos. Lo que para muchos es un desafío, reconoció al docente.

“Enseño un curso de danza y tecnología donde exploramos las formas de usar elementos de video en la danza. Los estudiantes piensan cómo incorporar su baile, música, concentración al video. Un beneficio de esta pandemia es que hemos sido capaces de enfocarnos directamente en estos elementos”, señaló Landay.

Sobre el futuro de la educación, comentó que después de haber visto qué tan exitosa puede ser la virtualidad al tener gente que no está en el mismo lugar, confía que continuará siendo híbrida.

Recordó el caso de un estudiante que tuvo hace ocho años, y que se tuvo que ir de gira con Buenavista Social Club por tres semanas. Como alternativa, Lori le propuso seguir las clases por Skype. “Eso fue como un experimento hace ocho años. Mira todo lo que está pasando ahora. Tenemos que aprender de esta mixtura”, dijo.

En cuanto a la tecnología de inmersión, manifestó que el reto es llevar la realidad aumentada a nuestro entorno, y no solo limitarnos a mirar una pantalla. En el futuro, apuntó, debemos ser capaces de tener estos elementos en nuestro mundo y enriquecerlo con ese sentimiento de presencialidad.

Fuente: diariocorreo.pe

También le puede interesar

Dejar un comentario